10 claves para mejorar la experiencia del empleado y la gestión de personas

Experiencia Empleados

La gestión de personas en las empresas debe proporcionar una experiencia al empleado satisfactoria. El management 3.0 es precisamente eso. Se trata de fomentar la colaboración y el sentimiento de pertenencia del equipo.

Además, si el trabajo es remoto o a distancia, trabajar en este aspecto resulta aún más importante. Cuando los equipos teletrabajan, en ellos se tiende a perder la cohesión y el sentimiento de pertenencia. A continuación, te damos una serie de pautas para proporcionar al empleado ese bienestar que le mantiene implicado.

10 claves para mejorar la experiencia del empleado

Mejorar la experiencia del empleado o employee experience es un aspecto clave para que este tenga un buen desempeño. Además, implica innovación y un nuevo concepto de liderazgo que requiere el manejo del grupo como un todo.

Esto exige que gestiones de manera adecuada todo el proceso, desde la entrada a la salida. Debes cuidar una serie de detalles en las fases de reclutamiento, acogida, formación, rutinas laborales y salida de la organización. Estas son algunas claves para mejorar toda esa experiencia.

1. Mapa de experiencia del empleado

Con un mapa de experiencia puedes identificar los puntos débiles y los momentos más importantes del proceso. Gracias a esta herramienta detectas las necesidades y puedes realizar propuestas de mejora de la situación de cada trabajador.

2. Fase de acogida

Es clave para generar un sentimiento de pertenencia y para dar a conocer una visión general de la organización. Una buena acogida debe ser medible y adaptable a cada individuo. Si la llevas a cabo de la manera correcta, puede dar como resultado un trabajador comprometido y motivado con el proyecto empresarial.

3. Mejorar la comunicación interna

Con una buena comunicación interna, el trabajador se siente más implicado. Gracias a ella, se transmiten la cultura empresarial y los valores. Así los empleados adquieren una visión clara de los objetivos comunes y con ello aumenta su productividad. Además, se convierten en defensores de la marca y embajadores de la empresa. En el caso de los equipos de trabajo remotos, la comunicación resulta aún más necesaria. Por eso resulta básico contar con herramientas informáticas que la faciliten.

4. Buenas prácticas para fomentar las relaciones

Hay una serie de buenas prácticas que generan relaciones entre los componentes de un grupo laboral. La gestión de equipos remotos puede requerir de técnicas como las kudo cards, comunidades y clubs, mentores y champions, encuentros de equipo, etc. Este tipo de herramientas van desde la elaboración de cartas de agradecimiento que todos los trabajadores puedan ver hasta reuniones para interactuar de manera lúdica o estrechar lazos.

5. Reuniones y contactos de calidad

Si eres el responsable de coordinar un equipo, cada cierto tiempo debes mantener reuniones y contactos individuales con el empleado. No es necesario que sean encuentros o diálogos largos, pero sí que demuestren al trabajador que su empresa le tiene en cuenta. Necesitas comprender qué es importante para tus empleados y, de esa forma, adelantarte a los problemas de retención. Debe producirse un diálogo abierto que genere y ayude a mejorar los índices de motivación y de productividad.

6. Planes de incentivos

Las empresas que ponen en marcha planes de fomento del bienestar físico, mental y emocional de sus empleados aumentan la retención del talento y la productividad. Esto se consigue de muy distintas maneras. Algunas de ellas son los incentivos económicos en metálico o en especie, el fomento del deporte, la meditación o el mindfulness y las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar.

7. Encuestas de satisfacción

Además del mapa de la experiencia, las encuestas de satisfacción también arrojan una gran cantidad de información útil. Gracias a ellas, puedes conocer nuevos puntos de vista que no habías tenido en cuenta. Te proporcionan una visión mucho más completa de los niveles de implicación de los equipos remotos y también de los presenciales.

8. Ten en cuenta la opinión del empleado

Si conoces la opinión de tus empleados, pero no tomas medidas que demuestren que los tienes en cuenta, técnicas como las encuestas de satisfacción pueden ser incluso contraproducentes. Por eso es importante reconocer de forma explícita sus comentarios y darles respuesta de la mejor manera posible.

9. Planes de desarrollo profesional

Pon en marcha planes de desarrollo que permiten a los profesionales avanzar en sus carreras y en sus objetivos personales. Acuerda con ellos objetivos y, si es necesario, crea equipos en los que puedan aprender de la experiencia con otros compañeros.

10. Recabar datos y evaluar la gestión de personas de tu empresa

Cada cierto tiempo deberías analizar los niveles de satisfacción, de retención y de productividad. Gracias a ello, podrías encontrar puntos de mejora, tanto para tu organización como para la situación laboral y personal de tus trabajadores.

En definitiva, la experiencia del empleado es un concepto clave en el ámbito de la gestión de personas. Puede contribuir al mejor funcionamiento de las organizaciones y obtener unos niveles de bienestar y satisfacción más elevados entre los miembros de un equipo de trabajo, ya sea remoto o no.

CURSO ONLINE EXPERIENCIA EMPLEADO
Aprende las buenas prácticas de gestión de personas y equipos en remoto

~~~~

~~~~

~~~~

Otros artículos relacionados:


Las 5 fuerzas de Porter

En muchas ocasiones nos centramos en poner el foco en las grandes rivalidades del deporte: Barcelona vs. Madrid, Federer vs. Nadal… Lo que no tomamos tan en cuenta es que muchas de las grandes rivalidades que encontramos hoy en día, no se encuentran en una cancha. Hablamos de la rivalidad empresarial.

5 consejos para PYMES y 5 problemáticas que enfrentan

Las PYMES son el modelo empresarial en el que la gran mayoría de trabajadores se encuentran. Sin embargo, hay muchos retos a los que se enfrentan, y consejos que deberán ir aplicando si quieren seguir adaptándose a las nuevas realidades profesionales.

5 etapas del Design Thinking ¿Qué es y sus fases?

De lo bueno lo mejor, y de lo mejor lo superior. En un mercado que está en constante renovación, la adopción de nuevas metodologías y/o prácticas que agilicen los procesos se ha convertido en un elemento capital para conseguir la tan ansiada productividad y motivación profesional.