Las 5 diferencias entre un Ecommerce y un Marketplace

comercio-electronico

Nos encanta la comodidad. Eso es un hecho. Y, sin duda, la digitalización ha contribuido a que muchas de las costumbres que teníamos antaño se hayan visto sustituidas por nuevas herramientas digitales que nos han ido facilitando nuestro día a día.

En concreto, hemos vivido una gran revolución digital, que ha hecho un giro total a nuestros hábitos de compra. Mientras hace unos años pasábamos horas y horas en centros comerciales o yendo de tiendas. Ahora podemos invertir mucho menos tiempo y sin salir de nuestra casa. ¿Por qué? Porque ahora todo está a tan solo un clic.

Los números de la venta online se han disparado en la última década, y nada hace presagiar que el futuro vaya a ser optimista para los negocios físicos. El vender online ha permitido una gran democratización de gastos, permitiendo la creación de muchas nuevas marcas. Los ecommerce o puntos de venta online, han permitido a las nuevas empresas poder costearse los gastos que supone la creación de una marca, sin tener que hacer frente a todas las exigencias económicas en las que incurren las tiendas físicas.

No obstante, en este boom del negocio online, no han sido únicamente los ecommerce los únicos que han visto mejorada su performance. Si no, también ha sido el surgir de los marketplaces. Pero… ¿Qué son realmente los ecommerce y los marketplaces? ¿Qué aspectos los diferencian? En nuestro artículo de hoy te contamos todo lo que debes saber sobre los principales agentes del negocio online.

Antes de explicar en qué consisten estos lugares, creemos importante explicar que gran parte del boom de los negocios online se debe a la aparición de una gran cantidad de agencias de marketing digital. Estas se han encargado de pulir los diferentes sitios web, ya sean negocios online o marketplace, para que estos se puedan posicionar en los primeros sitios, consiguiendo así más tráfico, pudiendo así vender más productos.

 

¿Qué es un ecommerce y un Marketplace online?

Entendemos ecommerce o comercio electrónico como la práctica de compraventa de productos y/o servicios a través de Internet. Así como, la presencia en línea de las marcas que conocemos. Por ejemplo, la página web de Zara. Lo que, en pocas palabras, viene a ser una tienda online.

Por otro lado, los marketplaces son otro tipo de puntos de venta online en los que encontramos multitud de marcas. Haciendo un símil, podríamos decir que los marketplaces son los centros comerciales del entorno online. En estos casos las marcas llegan a un acuerdo económico con el Marketplace para que sus productos también se puedan comprar a través de esa plataforma. Un claro ejemplo de Marketplace puede ser el archiconocido: Amazon. Del cual, quedarán ya muy pocos internautas que no hayan comprado alguno de sus productos.

5 diferencias entre ecommerce y marketplace

Inversión inicial

Uno de los aspectos que más acostumbra a preocupar a las marcas a la hora de empezar su andadura cibernética acostumbra a ser: el dinero. Aunque, como ya hemos señalado, la inversión siempre será más austera que en la tienda física, el negocio online también acarreará algunos gastos.

Escoger uno u otro dependerá de las necesidades de cada empresa. Mientras que los marketplaces supondrán una inversión menor de dinero, ya que, toda la gestión será dirigida por un tercero. En el caso del ecommerce si se requerirá de una mayor inversión, debido a que la creación de un comercio electrónico requerirá de un mantenimiento y una asistencia.

En caso de que tu proyecto se quiera sustentar fuertemente en el poder de la red, probablemente, si se cuenta con una buena estrategia detrás, la vía del ecommerce sea la más rentable. Sin embargo, si el objetivo es empezar a dar los primeros pasos en la venta online y, solo, mostrar aquellos productos más apetecibles para el público, entonces, seguramente la opción de un Marketplace es la que más te conviene.

Visibilidad

Otro tema que genera mucha controversia entre optar por un marketplace o un ecommerce es cuál aporta más visibilidad. Y, aunque todo se vea condicionado por el buen planteamiento de una estrategia de marketing digital o inbound marketing. Os contamos…

Los marketplaces son el lugar perfecto donde empezar a publicar tus productos porque los van a poder a empezar a encontrar de manera rápida y efectiva. Por lo contrario, los ecommerce (en especial cuando detrás de ellos hay una marca poco conocida) requerirán de un proceso más largo para posicionarse en la red, y deberán recurrir a más técnicas de publicidad online.

Si buscas una visibilidad inmediata, probablemente optar por un Marketplace sea la mejor opción. Pero, si estás buscando empezar a construir una fuerte presencia en la red, el ecommerce es una muy buena alternativa.

Competencia

El tema de los competidores también es una gran temática del vender por internet. Ya que, debemos tener en cuenta que en los ecommerce solo se podrán encontrar productos de tu marca, no vas a tener ninguna competencia. Mientras que, por lo contrario, en los marketplaces todos tus productos competirán en la misma categoría con otra gran cantidad de productos similares.

Optar por una estrategia, u otra, dependerá de la confianza y la presentación que tengas de tu producto o servicio.

Cuentas con tu propia página

En el caso de los ecommerce puedes hacer un desarrollo mucho más extenso de tu página. El comercio electrónico permite hacer una presentación más precisa, y que contemple aspectos más significativos a la hora de construir la imagen de tu marca en la mente del consumidor. Podrás explicar la filosofía que hay detrás de tus productos o servicios, y hacer una explicación más extensa de tu empresa.

Por lo que respecta a los marketplaces, la situación varía. En los marketplaces tus recursos son mucho más limitados y los consumidores no podrán conectar tanto con tu marca. Será tu producto quien tendrá que ser el que hable por sí mismo.

Si buscas que tu presencia en la red y la de tu marca sea recurrente y quieres impulsar tu negocio a través de internet, probablemente, el ecommerce te sirva más. Pero, si por lo contrario, buscas diversificar tu oferta a través de los medios online, los marketplaces serán un gran recurso.

Ganancias

Por último, el tema de las ganancias también es muy relevante a la hora de proyectar tu negocio online. Los marketplaces siempre van a retener parte de las ganancias de tu producto, mientras que en los ecommerce la totalidad de los beneficios irán destinados a tu empresa.

En definitiva, Marketplace o ecommerce ambas son buenas alternativas a la hora de empezar con la venta online. Escoger uno u otro dependerá de las necesidades que quieras cubrir. No esperes más para adentrarte en el mundo de la venta online.

CURSOS ONLINE DE VENTA ONLINE

Aprende cuáles son los pilares del comercio electrónico

Descubre los principlaes fundamentos del ecommerce en nuestro Curso Online de Introducción al Ecommerce.

Aprende las claves para crear tu propio punto de venta online

Descubre cómo impulsar tu negocio en la era digital gracias a nuestro Curso Online de Creación de Ecommerce.

Descubre cómo expandir tu oferta en la red

Aprende cómo diversificar la oferta de tus productos online a través de nuestro Curso Online de Marketplaces.

~~~~

~~~~

~~~~

Otros artículos relacionados:


7 competencias digitales para la evolución de tu empresa

La adopción de competencias digitales básicas ha empezado a ser un elemento capital en el rumbo de las empresas. Y, las organizaciones cada vez deberán de trabajar más en la adopción de la formación continuada de sus trabajadores, para que puedan adaptarse a las distintas novedades tecnológicas.

Digitalización e impacto en la sostenibilidad de las empresas

Digitalización y sostenibilidad han sido dos términos con  que se nos ha ido integrando mucho en los últimos tiempos. Y, sin duda, para asegurar un futuro para nuestro planeta, digitalización y sostenibilidad van a tener que trabajar de manera conjunta para conseguir solucionar los errores del pasado.

Los 5 errores que no has de cometer a la hora de hacer un Backup

Antiguamente los monjes de los monasterios transcribían los manuscritos antiguos para preservar lo que en ellos incluían. En definitiva, estaban realizando una copia de seguridad. Siglos después nos encontramos en la era digital donde todos los datos e información, se hayan en servidores y otros medios de almacenamiento