Aprende todo sobre el Plan de Desarrollo Profesional

plan-desarrollo-profesional

Apostar por el desarrollo profesional en las empresas es una necesidad que impera, cada vez más, en el contexto laboral en el que nos encontramos. Si queremos mantener una buena performance en nuestro trabajo, se deberá actuar para seguir adoptando nuevos conocimientos que nos permitan seguir adaptándonos a nuevas tareas, programas, y herramientas, que permitan actualizar los procesos y mejorar el rendimiento.

Y no es algo que digamos nosotros por primera vez. Si nos remontamos a Darwin y su teoría de la evolución, encontramos la misma respuesta: el animal o el humano va cambiando sus hábitos y sus características para sobrevivir en el entorno que le rodea. Este mensaje llevado al ámbito profesional, deja claro que: las habilidades deben mutar si queremos adaptarnos a los cambios tecnológicos y sociales que nos rodean.

La mayoría de las organizaciones no son ajenas a los cambios sociales y tecnológicos que se viven en el mundo. Por este motivo, la creación de un plan de desarrollo de talento interno es imprescindible para sobrevivir en una era de cambios constantes.

¿Qué es un plan de desarrollo profesional?

El plan formativo persigue conseguir el máximo potencial de los trabajadores, siempre teniendo en cuenta su voluntad de mejora. Aquellos perfiles de la empresa que quieran mejorar su actuación y productividad, pueden encontrar en los planes formativos la opción perfecta para poder potenciar su rendimiento.

De acuerdo con los objetivos de la empresa, y los objetivos de desarrollo personal, las empresas pueden desarrollar un Plan de Desarrollo Empresarial y Habilidades Personales que pueda satisfacer las necesidades de los trabajadores, y también cubrir las de la empresa.

El principal objetivo de estos planes es acompañar a los trabajadores y ayudarles a seguir creciendo para mejorar su bienestar profesional y personal, mejorando su felicidad a través de distintas metodologías.

Importancia de contar con un plan formativo

Hacer crecer a los trabajadores de tu empresa es algo imprescindible si se quiere garantizar un equipo versátil y capaz de adaptarse al cambio. El principal objetivo del plan de desarrollo de talento interno es ser capaces de alcanzar el máximo potencial de los trabajadores, a través de una adaptación progresiva, y adquiriendo nuevas habilidades y conocimientos de manera orgánica.

De este modo, conseguimos una situación de win – win. Ya que, gana la empresa y gana el trabajador. De acuerdo con esto, es muy importante que las empresas siempre recuerden que:

“Los clientes no son lo primero, son los empleados. Si cuidas a tus empleados, ellos cuidarán a tus clientes” – Richard Branson

Las principales ventajas de integrar el desarrollo profesional son:

  • Conseguir trabajadores más productivos y satisfechos con su trabajo. Una encuesta del Work Institute, relacionada con la capacidad de retención de los empleados, afirma que el 22% de los trabajadores abandona su puesto de trabajo por falta de desarrollo profesional.
  • Mejora significativa de la motivación, satisfacción y sentimiento de pertinencia de los equipos.
  • Capacidad de reconocimiento de fortalezas y debilidades.
  • Gestión eficiente del personal.
  • Facilidad para obtener más responsabilidade,s y conseguir profesionales que crezcan en la empresa.
  • Mejora de las capacidades para asumir las responsabilidades vinculadas al puesto de trabajo.

En conclusión, el plan formativo consigue trabajadores más capaces y satisfechos. Es un recurso del que, en la actualidad, la mayoría de empresas se deben servir si quieren conseguir el desarrollo de colaboradores, y ofrecer valor a sus trabajadores.

¿Cómo hacer un plan de desarrollo profesional?

Una vez ya tenemos claro que es un plan de desarrollo profesional y qué ventajas puede sumar a nuestra empresa será el momento de ponernos manos a la obra. A continuación, explicamos, paso a paso, cómo empezar a integrar este recurso:

1. Alinea los objetivos

Debemos conseguir concretar cuáles son los objetivos a los que quiere llegar la empresa, y cuáles son las necesidades de los colaboradores. Se deben ofrecer formaciones que consigan alinear al empleado con la empresa, y que sean propuestas que, además de formar, resulten atractivas para el empleado.

2. Facilita la comunicación

Debemos intentar no dar por hechas las inquietudes y los objetivos de los empleados. Rara vez un plan de desarrollo de talento interno funciona sin haberse comunicado antes con los trabajadores. Ejercer una comunicación clara y fluida con los colaboradores permitirá entender sus objetivos de desarrollo, y ayudará a que se sientan más valorados y apreciados en la organización.

Antes de pensar en qué puedan necesitar los empleados, pregúntales a ellos mismo.

3. Considera que modelo de formación se puede adaptar mejor a las necesidades de tus trabajadores

Es importante tener en cuenta las necesidades de los trabajadores a la hora de escoger una u otra formación. Quizá la formación para los trabajadores de un departamento, no suscita el mismo interés en otro.

De acuerdo con esto, es fundamental buscar un modelo formativo que facilite la conciliación personal y profesional, y que sea cómoda para hacer dónde y cuándo se precise. Por este motivo, los cursos online son los más requeridos en cuanto a potenciar el desarrollo profesional se refiere. Cuantas más opciones se pongan sobre la mesa, mejor.

4. Utiliza el programa adecuado

Utiliza un programa que permita hacer un seguimiento de los progresos de los trabajadores. De este modo, contamos con un programa que permita medir la mejora continuada de los colaboradores y que facilite la gestión de equipos.

5. Dar y recibir feedback

Una vez los trabajadores hayan recibido cualquier tipo de formación, es de gran utilidad su opinión al respecto. ¿Ha sido útil?, ¿Qué aspectos tiene a mejorar? El plan de desarrollo profesional no puede ser un modelo estático, sino que tiene que ir cambiando según las necesidades que se presenten. Por lo tanto, habrá que ver cómo afecta al rendimiento de los trabajadores, y saber si les ha ayudado en su crecimiento personal y profesional.

En Xtudeo, nos encargamos de dar la mano a todas las empresas que busquen una formación que ayude a seguir creciendo y mejorando a sus empleados. A través de un modelo 100% online conseguimos que las organizaciones puedan seguir implementando planes de desarrollo de talento interno que ayuden a seguir aumentando las capacidades de sus trabajadores.

¿Quieres aprender a potenciar el lifelong learning en tu organización? Te enseñamos todas las claves para que puedas integrar el aprendizaje continuo en tu empresa, y seguir haciendo crecer a tus equipos.

👉 CURSO ONLINE DE INTRODUCCIÓN: Lifelong learning

~~~~

~~~~

~~~~

Otros artículos relacionados:


La formación como herramienta de transformación de conflictos laborales

Los conflictos en el trabajo son una problemática a la que no muchos directores de recursos humanos saben cómo empezar a hacerle frente. Descubre cómo puede afectar la formación en la reducción de conflictos laborales.

‘Lifelong learning’, el valor del aprendizaje continuo

La actualidad profesional necesita de perfiles que sean capaces de seguir trabajando en mejorar sus habilidades. ¡No, no lo decimos nosotros! Sino directores de recursos humanos, directores de empresas y especialistas en diagnósticos profesionales.

Claves para pasar tu formación presencial a online

La transformación tradicional al modelo digital ha generado un cambio de hábitos que nos ha permitido adentrarnos en nuevas maneras de actuar en la empresa. De acuerdo con esto, aspectos como la formación online se han establecido como pilares fundamentales para poder fomentar la capacitación de los equipos en el entorno profesional.