Cloud Computing (La nube): 7 Puntos para tener en cuenta en su elección.

Cloud Computing o Nube

¿Qué es la nube o el Cloud Computing?

Hoy en día cada vez más estamos familiarizados con el concepto de “la nube”. Pero aún hay muchos empresarios que desconocen el verdadero significado de este termino, esto les frena a la hora de utilizar esta nueva tecnología en la digitalización de su empresa o negocio.
Pero, ¿qué es realmente la nube?. El termino nube viene del inglés Cloud, su termino más generalizado es el Cloud Computing y es un servicio de tecnología y negocios que permite que el usuario pueda acceder a una amplia variedad de funcionalidades, software y aplicaciones para gestionar sus datos o los de su empresa de forma más eficiente, almacenando su información en servidores remotos en lugar de hacerlo en un equipo local. Esto se realiza a través de internet.

El Cloud Computing es un nuevo modelo de prestación de servicios tecnológicos que impacta, sin lugar a duda, en diversos negocios y empresas. Este modelo se apoya en infraestructuras tecnológicas dinámicas, que se caracterizan por la virtualización de recursos, un alto grado de automatización y una elevada capacidad de adaptación para atender un sinfín de demandas que varían a medida que la tecnología avanza.
En definitiva el Cloud Computing no es mas que un hardware instalado en un centro especializado al que nos conectamos vía internet y el cual ofrece al usuario o empresa una serie de recursos de hardware y software.

Arquitectura del Cloud Computing

El cloud computing establece su arquitectura a partir de una fragmentación entre aplicación informática, plataforma y hardware, dando como resultado​ los siguientes métodos de entrega:

1.- Software como servicio SaaS (Software as a Service):

Método de entrega de aplicaciones de software a través de Internet donde los proveedores de servicios en la nube hospedan y administran las aplicaciones. Ofrecen servicios de nivel de aplicación adaptados a una amplia variedad de necesidades empresariales, como la gestión de las relaciones con clientes (CRM), la automatización de marketing o el análisis empresarial entre otras.

2.- Plataforma como servicio PaaS (Plataform as a Service):

Proporcionan infraestructura informática y de almacenamiento y también un nivel de plataforma de desarrollo, con componentes tales como servidores web, sistemas de gestión de bases de datos, y kits de desarrollo de software para varios lenguajes de programación, es un servicio orientado a los equipos de desarrollo de software.

3.- Infraestructura como Servicio IaaS (Infrastructure as a Service):

Es la categoría más básica de los tipos de informática en la nube y permite alquilar infraestructura de TI (servidores y máquinas virtuales, almacenamiento, redes y sistemas operativos) de un proveedor de servicios en la nube con el modelo de pago por uso. Proporciona a los usuarios acceso a los recursos informáticos primarios, como la capacidad de procesamiento, la capacidad de almacenamiento de datos y la conexión en red, en el contexto de un centro de datos seguro.

¿Qué tipos de Nube existen?

Hay tres formas diferentes de implementar los servicios en la nube y una cuarta menos extendida, pero con proyección. El método de implementación depende de las necesidades de cada empresa.

Nube Pública: mantenida y gestionada por terceras personas no vinculadas con la organización. Los recursos en la nube (como los servidores y el almacenamiento) son propiedad de un proveedor de servicios en la nube que los administra y los ofrece a través de Internet. En este tipo de nubes tanto los datos como los procesos de varios clientes se mezclan en los servidores, sistemas de almacenamiento y otras infraestructuras de la nube.
Nube Privada: utilizada por las compañías que necesitan alta protección de datos y ediciones a nivel de servicio. Están en una infraestructura bajo demanda, gestionada para un solo cliente que controla qué aplicaciones debe ejecutarse y dónde, las utiliza exclusivamente una empresa u organización. Son propietarios del servidor, red, y disco y pueden decidir qué usuarios están autorizados a utilizar la infraestructura. Al administrar internamente estos servicios, las empresas tienen la ventaja de mantener la privacidad de su información y permitir unificar el acceso a las aplicaciones corporativas de sus usuarios. La nube privada puede ubicarse físicamente en el centro de datos local de su organización u hospedarla en un proveedor de servicios externo. Los servicios y la infraestructura siempre se mantienen en una red privada, y el hardware y software se dedican únicamente a la empresa.

Nube Híbrida: combina la infraestructura del entorno local, o una nube privada, con una nube pública. Las nubes híbridas permiten que los datos y las aplicaciones se muevan entre los dos entornos. Una empresa o negocio es propietario de unas partes y comparte otras, aunque de una manera controlada. Las nubes híbridas ofrecen el escalado, aprovisionada externamente, a demanda, pero añaden la complejidad de determinar cómo distribuir las aplicaciones a través de estos ambientes diferentes. Se unen mediante la tecnología, pues permiten enviar datos o aplicaciones entre ellas. Son una mezcla de nube privada local y nube pública de terceros pero conectados entre ellos.

Nube Multicloud: Este tipo de nube es la menos extendida pero tiene una gran proyección de futuro. Se combina más de un servicio de nube formada, por lo menos, de dos proveedores de nube pública o privada. Surge por una mayor expansión de las organizaciones, de manera que las empresas, al aumentar sus servicios, obtienen un mayor número de clientes que, a su vez, demandan nuevas aplicaciones que satisfacen sus necesidades. El uso de las multinubes presenta una serie de ventajas como: mayor rendimiento, en el caso de fallar alguna nube se puede operar con otras; la transferencia de datos se realiza a través de varias plataformas, acelerando tal operación; la seguridad es mayor ya que se pueden utilizar varios hosts, los costes se reducen y permiten la difusión con las regulaciones de diferentes países. La multinube combina servicios de diferentes proveedores no conectados entre sí.

7 puntos para elegir la Nube más adecuada.

Los puntos a tener en cuenta, a la hora de elegir por parte de una empresa o negocio el tipo de Cloud Computing o nube donde trabajar, serán:

  • Costes: cuanto esta dispuesto a invertir la empresa en función de las necesidades de su propio funcionamiento. Este punto inclinará la balanza hacia un tipo u otro de Cloud Computing. En este punto se debe tener en cuenta un el volumen de empleados y puestos.
  • Flexibilidad: La organización puede personalizar el entorno en la nube para satisfacer necesidades empresariales específicas.
    Volumen medio de datos mensuales: Analizar que tipo de datos, volumen, confidencialidad, etc. dará pistas para poder elegir la mejor opción de cloud computing.
  • Conectividad de tu empresa: Es importante conocer el estado de la conectividad tanto de la empresa suministradora como la empresa cliente. Este punto es primordial para trabajar en Cloud y decantará la balanza hacia un tipo u otro de servicio.
  • Escalabilidad: Hay que valorar cuanto crecerá el negocio en los próximos años para poder garantizar ese desarrollo y evolución.
    Funcionalidad: Se debe evaluar las necesidades y formas de trabajo de las empresas y elegir la nube más adecuada en consecuencia.
  • Seguridad: Elegir la que de mayor cobertura a ciberataques. La empresa que ofrezca estos servicios contendrá información confidencial del negocio o empresa y desprotegerlos puede implicar un alto riesgos.

No hay ningún tipo de Cloud Computing que sea adecuado para todo el mundo. Se han desarrollado diferentes modelos, tipos y servicios en la nube para satisfacer las necesidades tecnológicas de las organizaciones, que cambian con rapidez.

Por:
Félix Carnero
Asesor Digitalización Empresas
ADIEM Consultant

Aprende como adaptar tu negocio al entorno cloud
Descubre nuevas formas de trabajo para tu empresa y aspectos clave sobre la Nube para así saber escoger la mejor para tu negocio con la ayuda de este curso. ¡Apúntate!

👉 VER UN CAPÍTULO GRATIS del:

~~~~

~~~~

~~~~

Otros artículos relacionados:


7 competencias digitales para la evolución de tu empresa

La adopción de competencias digitales básicas ha empezado a ser un elemento capital en el rumbo de las empresas. Y, las organizaciones cada vez deberán de trabajar más en la adopción de la formación continuada de sus trabajadores, para que puedan adaptarse a las distintas novedades tecnológicas.

Las 5 diferencias entre un Ecommerce y un Marketplace

Los números de la venta online se han disparado en la última década, y nada hace presagiar que el futuro vaya a ser optimista para los negocios físicos. El vender online ha permitido una gran democratización de gastos, permitiendo la creación de muchas nuevas marcas.

Digitalización e impacto en la sostenibilidad de las empresas

Digitalización y sostenibilidad han sido dos términos con  que se nos ha ido integrando mucho en los últimos tiempos. Y, sin duda, para asegurar un futuro para nuestro planeta, digitalización y sostenibilidad van a tener que trabajar de manera conjunta para conseguir solucionar los errores del pasado.