Nueva Ley de Teletrabajo: los 5 puntos más importantes

Cursos Bonificados para trabajadores

¿Cómo afecta la implantación del teletrabajo a las pymes y las microempresas? Como sabes, España cuenta desde julio de 2021 con una ley de teletrabajo que regula las condiciones del trabajo a distancia.

El confinamiento de 2020 trajo un incremento de esta fórmula, aunque, pasado ese periodo, muchas empresas han retomado sus ritmos y formas habituales de actividad. En la actualidad, el índice de esta modalidad de empleo es el 14,5 %, por debajo de la media europea, que es del 21,5 %.

Puntos más importantes de la Ley de Teletrabajo

Hay una serie de puntos que las pymes y microempresas deberían tener muy claros, para moverse con seguridad en el terreno del derecho laboral en relación al teletrabajo. Como seguramente ya sabes, la ley establece que, para considerarse así, debe ocupar, al menos, un 30 % de la jornada laboral y prolongarse durante, como mínimo, tres meses. Pero hay otras cuestiones relevantes.

1. Acuerdo por escrito

Un acuerdo por escrito debe incluir todas las especificidades del modo en que los empleados van a trabajar. Se debe redactar antes del comienzo de esta modalidad de trabajo y entregar una copia antes de diez días a los representantes de los trabajadores.

En este documento se deben incluir detalles como el material que la empresa entrega al trabajador para que utilice en su domicilio, el horario en que deberá trabajar y, en el caso de que fuera una solución híbrida, los porcentajes de la jornada que desarrollará en casa y en la oficina.

Otras cuestiones a especificar son el lugar de trabajo, los gastos extra aparejados y los mecanismos que se van a fijar para controlar que se cumpla el acuerdo. También se deben determinar los mecanismos para volver a la situación inicial, cuando hay casos en los que se decide dejar de hacer uso de esta fórmula a distancia. Si no se formaliza este acuerdo, la Administración puede aplicar multas de diferente cuantía.

2. Gastos derivados del teletrabajo

La ley marca también la obligatoriedad para las empresas de pagar por los gastos derivados que suponga esta medida. Esto incluye los medios materiales, lo que implica instalación y mantenimiento. Así, el gasto en ordenadores, impresoras, escáneres o cualquier otro material de oficina que fuera necesario corre a cargo de la empresa. Lo mismo ocurre cuando se produce una avería y la reparación tiene un coste, ya sea de recursos humanos o materiales.

Además, si tu empresa emplea a personas con discapacidad, deberás invertir para adaptar el puesto de trabajo, ya sea con mobiliario o con tecnología para ello. En ningún caso el trabajo a distancia debe suponerle al trabajador, ya sea un trabajador con discapacidad o sin ella, un gasto económico.

3. Horario

Esta normativa también hace referencia al horario. El empleado puede disfrutar de cierta flexibilización. De igual manera, la empresa debe respetar los tiempos de descanso. Por lo demás, todo está sujeto al acuerdo entre la entidad y el trabajador.

No obstante, el hecho de realizar la actividad laboral desde un domicilio o fuera de la oficina no quiere decir que no se tenga en cuenta el registro horario. Recuerda que está cuestión está regulada también, tanto en el Estatuto de los Trabajadores como en la propia Ley del Teletrabajo.

Tus empleados deben registrar el tiempo que se encuentran desempeñando las labores que tienen encomendadas y dejar claro el comienzo y final de su jornada. El incumplimiento de estas obligaciones implica sanciones que van desde los 70 euros a los 225 018 euros.

4. Dietas y gastos de transporte

En cuanto a las dietas, retribuciones en especie y gastos de transporte, la legislación no deja fijados unos criterios. Esto implica que, siguiendo los criterios generales de la norma, se deban tomar acuerdos entre las partes. En caso de dudas, incumplimientos o conflictos de algún tipo, se deberá llegar a un nuevo acuerdo interno o recurrir a los tribunales.

Por ejemplo, ¿quién se hace cargo de los gastos de la factura eléctrica en el hogar donde se trabaja? Está pendiente saber si la Agencia Tributaria va a obligar a que la empresa pague por ella como si se tratara de una retribución en especie. No obstante, esto traería gastos tributarios para el asalariado, que debería pagar impuestos extra por ello, y no vería totalmente compensado el gasto eléctrico.

5. Decisión voluntaria y reversible

Como quizá ya sepas, ambas partes deben estar de acuerdo para establecer esta fórmula de prestación de servicios laborales. Además, en el caso de que una de ellas quiera volver a la situación anterior, la ley contempla ese derecho, ya sea para la empresa como para el trabajador.

Como ves, esta ley contempla los derechos para ambas partes cuando se establece la fórmula del teletrabajo. No obstante, también puedes ceñirte a lo que marca el Estatuto de los Trabajadores, hasta que se vaya creando una regulación aún más específica aplicable a la gran cantidad de casuística posible.

~~~~

~~~~

~~~~

Otros artículos relacionados:


7 competencias digitales para la evolución de tu empresa

La adopción de competencias digitales básicas ha empezado a ser un elemento capital en el rumbo de las empresas. Y, las organizaciones cada vez deberán de trabajar más en la adopción de la formación continuada de sus trabajadores, para que puedan adaptarse a las distintas novedades tecnológicas.

Las 5 diferencias entre un Ecommerce y un Marketplace

Los números de la venta online se han disparado en la última década, y nada hace presagiar que el futuro vaya a ser optimista para los negocios físicos. El vender online ha permitido una gran democratización de gastos, permitiendo la creación de muchas nuevas marcas.

5 consejos para PYMES y 5 problemáticas que enfrentan

Las PYMES son el modelo empresarial en el que la gran mayoría de trabajadores se encuentran. Sin embargo, hay muchos retos a los que se enfrentan, y consejos que deberán ir aplicando si quieren seguir adaptándose a las nuevas realidades profesionales.